VIDEO!!!…El último vuelo de Kobe Bryant: “Helicóptero N72EX, vuela demasiado bajo y no le podemos guiar”

El jugador decidió acudir en helicóptero al partido de baloncesto de su hija a pesar de que la intensa niebla hacía peligroso volar

87

El domingo por la mañana, la región de Los Ángeles amaneció cubierta de una niebla tan espesa que la policía de la ciudad decidió no sacar sus helicópteros a patrullar. Era demasiado peligroso. Tampoco despegaron los aparatos del sheriff esa mañana. No se veía nada. Kobe Bryant, sin embargo, decidió llevar a su hija y a una amiga a su partido de baloncesto en la otra punta del condado en helicóptero. Bryant utilizaba este medio de transporte a menudo desde sus tiempos de estrella de Los Angeles Lakers para evitar el tráfico de la ciudad. El vuelo duró 41 minutos. Los nueve ocupantes del helicóptero murieron al estrellarse contra un área montañosa muy cerca de su destino por causas aún desconocidas.

El aparato era un helicóptero Sikorsky S-76B con matrícula N72EX, construido en 1991. Era propiedad de la compañía Island Express. Aún no ha trascendido si Bryant alquilaba ese aparato en particular a menudo. Los datos de control aéreo muestran que la aeronave sale a las 9.06 (hora local) del aeropuerto John Wayne de Santa Ana, en el condado de Orange, el trozo de costa más acomodado al sur de Los Ángeles, donde vive la familia Bryant. El trazado del radar muestra cómo el helicóptero se dirige hacia el norte por el este de Los Ángeles.

Van a Thousand Oaks, al noroeste de Los Ángeles y a unos 120 kilómetros en línea recta de Santa Ana. Allí, la hija de Kobe Bryant, Gianna Maria Onore, de 13 años, va a jugar a las dos de la tarde un partido de baloncesto contra un equipo de Fresno. Con ellos viaja al menos otra compañera de equipo acompañada de sus padres. En el manifiesto de vuelo constan ocho pasajeros y el piloto. El domingo por la noche no había trascendido la identidad de las otras tres víctimas.

Cuando llega a la zona del zoo de Los Ángeles, en el parque Griffith, el piloto contacta con la torre del aeropuerto Bob Hope, en Burbank. Pide permiso para pasar. Según la grabación de las conversaciones con la torre publicada en LiveATC.net y recogida por los medios locales, desde la torre le dicen que hay una aeronave que está volando por IFR (por instrumentos, sin visibilidad) y que espere. El helicóptero se queda 15 minutos dando vueltas encima del zoo de Los Ángeles.