‘Ginza Six’, una simbiosis japonesa futurista entre el ayer y hoy

40

Ginza, en el corazón de Tokio, cuenta con uno de los centros comerciales más lujosos y futuristas del mundo .

Ginza Six ha sabido abrazar lo antiguo y lo nuevo de la misma forma que la cultura japonesa .

El edificio tiene una arquitectura moderna sorprendente con guiños al rico pasado de Japón, en donde no faltan las tradicionales cortinas Noren que cuelgan a entrada de los establecimientos nipones.

Ginza Six puede presumir de contar con las firmas de lujo más prestigiosas del mundo, pero es mucho más que una terapia para el consumidor deprimido.

En cuanto entras, el arte japonés más contemporáneo del mundo, te conmueve. Cada pocos meses, un nuevo artista diseña una instalación específica; y hasta hay en su interior una galería de arte.

La arquitectura contemporánea

El diseñador francés, Gwenael Nicolas, conoce muy bien la gran superficie del atrio. Hace 25 años que vive y trabaja en Tokio.

Este es el núcleo de Ginza Six y también el centrol neurálgico del barrio Ginza. Esa era la idea. Cuando ves todo el atrio parece una gran espiral Las líneas horizontales van en una dirección y cuando accedes por los pasillos, ves que no son rectas. Cuando uno se da una vuelta por los pasillos laterales, aparecen pequeñas tiendas . En realiadad se trataba de crear un espacio individual, dentro de un gran espacio.

Para su diseño, Gwenael se inspiró en las callejuelas del popular barrio de compras japonés:

“En Japón nada es lineal, directo. Se trata de ir descubriendo por capas. Por un lado está esa especie de reverencia para el saludo, que es fantástico porque llegas y enseguida conectas con la cultura y el elemento religioso de la misma. No hay una separación de pasado y futuro; el futuro es sólo parte de ello”