ESPECIAL video | 2019, otro verano desastroso para el Ártico, la trinchera del cambio climático

35

El invierno está llegando lentamente al Ártico. Con la llegada del otoño la región se sumirá en la oscuridad y el hielo tendrá una tregua después de otra terrible temporada de derretimiento extremo. A menos que se produzcan anomalías importantes -lo que no sería sorprendente, visto el calor de los océanos y en superficie en este mes de septiembre- los casquetes polares y el hielo marino comenzarán a recuperarse.

El cambio climático es dos veces más intenso en el Círculo Polar Ártico que en el resto del planeta: es lo que se llama la “amplificación ártica” aceptada por la mayor parte de la comunidad científica. Los polos son uno de los reguladores clave de la meteorología y el clima del mundo, actuando como un termostato gracias al viento y las corrientes marinas y atmosféricas.

Así que lo que ocurre en el Ártico, nos afecta a todos.

El año 2019 no ha superado los niveles récord de deshielo de 2012, pero ha estado casi a la par, y ha batido algunos récords, así que echamos un vistazo a los fenómenos que han hecho del 2019 uno de los años más agitados que se recuerdan en el Ártico y preguntamos a los expertos su opinión sobre el curso de los acontecimientos.

Informar sobre el cambio climático es un ejercicio difícil entre ser alarmista o realista, siempre cumpliendo nuestra labor de informar a la audiencia. Aunque parece que ser un poco alarmista es la manera realista de contar qué ha pasado este año en el Ártico.

A pocos días de una crucial cumbre de la ONU sobre el Cambio Climático, bajo el lema de la “acción”, los datos nos dicen que hará falta mucha acción para frenar lo que está experimentando la región.