El conocimiento de nuestro cerebro nos convertirá en superhumanos

25

Divya Chander

Neurocientífica y anestesióloga

El yo, el ego, la conciencia o como se quiera denominar a ese observador que nos da identidad y nos dicta los actos volitivos ha sido uno de los grandes misterios de la filosofía, el misticismo y la ciencia desde que los seres humanos comenzaron a teorizar sobre su esencia y lo que nos identifica como lo que somos. Distintas corrientes, desde el budismo hasta la fenomenología, han teorizado sobre la conciencia buscando definirla y hasta ubicarla físicamente, un esfuerzo al que ahora se ha unido la neurobiología, uniendo así dos caminos -el de la ciencia y el del espíritu- separados hace siglos pero destinados, parece, a converger de nuevo en algún momento. Divya Chander, doctora en neurociencia, anestesióloga y profesora de la Singularity University, es una de las personas que con más empeño ha buscado en los últimos años esa definición científica de la conciencia. Y esta búsqueda se ha convertido, de alguna forma, en el sentido de su vida: “La belleza y sencillez de la complejidad de las neuronas lo es todo. Todo cuanto somos. Ni siquiera puedo explicar como se relaciona una cosa con la otra. Simplemente esa relación me estremece por dentro. No sé cómo decirlo, es una sensación a nivel espiritual, más allá de lo científico”.