¿Qué siente y experimenta una persona en estado de “mínima consciencia”?

23

Evelyne tenía 39 años cuando el verano de 2018 sufrió un aneurisma cerebral y cayó en coma. Se recuperó ligeramente pocos días después para volver a caer en lo que los expertos denominan “estado de mínima consciencia”. Su marido, Geert Van Gelder, cuida de ella día y noche. “Para que se pusiera mejor, tras salir del coma, yo la abrazaba, le hablaba, le decía: por favor no te mueras, recupérate, por favor piensa en los niños, piensa en nosotros. Y siento que esto es el resultado de haberla cuidado y del amor que le damos. Pero ¿comunicación? No, no, ella entiende, oye, ve, trata de expresarse, pero no puede dar órdenes para realizar esas acciones” cuenta Van Gelder.

La familia de Evelyne ha aceptado participar en un ensayo clínico para comprobar si la consciencia puede medirse y –más importante- si puede modificarse a través de señales electromagnéticas no invasivas. Tal y como cuenta el neurólogo Steven Laureys, de la Universidad de Lieja y Director de investigación en el FNRS (Fondo de Investigación Científica) todo son preguntas. “Intentamos, por todos los medios, reducir la incertidumbre sobre si hay o no consciencia. ¿Cuál es el pronóstico? ¿Qué puede hacerse?”, se pregunta.