¿Cómo pueden ayudarnos las nuevas tecnologías a diseñar los edificios del mañana?

La Real Academia de Bellas Artes de Dinamarca organizó una exposición en diciembre de 2018 a partir del trabajo de 15 investigadores que utilizaron las herramientas digitales más recientes para explorar nuevos horizontes en el diseño arquitectónico. Los modelos fueron creados con materiales como arcilla, filamentos, hormigón o madera. Entre las nuevas ideas presentadas en la exhibición encontramos plataformas estructurales de carbono y fibra de vidrio, creadas por robots capaces de generar formas geométricas complejas, resistentes y multifuncionales. James Solly es ingeniero estructural en la Universidad de Stuttgart: "Estos materiales son capaces de hacer más siendo muy pequeños. Para hacernos una idea, la resistencia de estos materiales es cinco veces mayor que la de una estructura normal de acero que podemos encontrar en los edificios convencionales, siendo cinco veces más ligeros."

16

Tenemos un material que es como una regla de metal. Cuando la doblas, la energía queda almacenada, y cuando la sueltas, retrocede. Así que con este sistema solo necesitamos energía en una dirección. Otros sistemas cinéticos, o sistemas de cuerpos rígidos, siempre requieren más energía para abrirse y cerrarse, pero este tiene la capacidad de almacenar la energía en una sola dirección y reutilizarla en el sentido contrario.”

¿Pero cómo doblar de forma segura y precisa láminas de madera para crear nuevos espacios arquitectónicos? Para ello se han utilizado técnicas de captura de movimiento y tecnologías de escáner y láser 3D con el fin de explorar nuevas formas geométricas y morfologías de madera.

Tom Svilans es arquitecto en el Centro de Información y Tecnología Arquitectónica de la Real Academia de Bellas Artes de Dinamarca:

“Podemos construir edificios muy grandes, robustos y complejos con láminas de madera. El problema es que, al ser un material biológico vivo, tiene sus propios comportamientos. Cuando lo doblas, puede volver a su forma original, o a veces se dobla en otra dirección…Así que necesitamos vigilarlo, porque si no podemos producir con exactitud lo que queremos, rápidamente se vuelve muy difícil y muy caro. Por lo tanto, introduciendo la digitalización 3D en el proceso, podemos comprender mejor cómo reacciona exactamente el material.