El líder opositor y preso político más notorio del régimen venezolano, Leopoldo López, no descarta la posibilidad de un golpe militar contra Nicolás Maduro, como una de las opciones para el retorno de Venezuela a la democracia, según dijo a The New York Times.

“En 1958, hubo un golpe militar que comenzó la transición a la democracia”, recordó López en diálogo con el periódico estadounidense. “Y en otros países de América Latina hubo golpes de Estado que convocaron elecciones. Entonces no quiero descartar nada, porque la ventana electoral se ha cerrado”, prosiguió.

Venezuela celebrará elecciones presidenciales anticipadas el 15 de mayo, unos comicios rechazados por el Grupo de Lima y EE.UU. entre otros por los vetos a la oposición y falta de transparencia. “Necesitamos avanzar en muchos niveles distintos. Uno son las protestas callejeras; otro es la coordinación con la comunidad internacional. Así es como estoy pensando ahora: necesitamos aumentar todas las formas de presión. Cualquier cosa, cualquier cosa -enfatizó- que deba suceder para convocar una elección libre y justa”, añadió.

Las declaraciones de López al NYT son las primeras públicas en meses del líder opositor, que cumple arresto domiciliario como parte de la sentencia de casi 14 años de cárcel que le fue impuesta en 2015 por ser “instigador” de las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, en febrero de 2014.

El dirigente, arrestado ese mismo me, pasó más de tres años recluido en la cárcel militar de Ramo Verde, cercana a Caracas, en un aislamiento parcial. Tras recibir el arresto domiciliario, López fue sacado de su residencia y devuelto a un penal militar por un supuesto riesgo de fuga, donde permaneció una semana antes de que le permitieran regresar de nuevo a su casa.

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, recordó antes de su reciente gira por América Latina que los golpes militares propiciaron cambios en países de la región en el pasado, en unas declaraciones que algunos sectores interpretaron como una instigación a un levantamiento militar en Venezuela.

El senador estadounidense republicano Marco Rubio, una de las voces que más escucha el presidente Donald Trump en relación con Venezuela, ha animado directa y públicamente a los militares venezolanos a una sublevación.

Este miércoles volvió a hacerlo en un artículo que publicó en El Nuevo Herald. “Los militares venezolanos, con el apoyo popular, pueden poner fin a esta dictadura y restaurar la libertad, la dignidad y el derecho del pueblo a gobernarse. Si deciden hacerlo, creo que disfrutarán de un enorme apoyo de Estados Unidos y otros países libres”, escribió Rubio. “El pueblo venezolano y los soldados rasos pueden ser el mejor instrumento para poner fin a la dictadura”, añadió el senador republicano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here