Un increíble descubrimiento tiene sorprendidos a los científicos después de que en China fuese posible cultivar cerca de 9 toneladas de arroz usando nada más y nada menos que la salada agua del Mar Amarillo. Lo anterior podría significar una solución importante y a gran escala de los problemas que se generan cuando las condiciones para cosechar no son óptimas. Tal como indica Indy100, uno de los principales problemas a los que la población se ve afectada actualmente son las sequías, usualmente causadas por el rápido cambio climático.

En los países asiáticos, donde el arroz es parte fundamental de la dieta, una falta de agua puede resultar en una falta de cultivos y, por consiguiente, una falta de comida para la población. Fue con este problema en mente que un centro especializado de investigación (Saline-Alkail Tolerant Rice Research and development Centre) que se encuentra en Shandong comenzó a investigar si realmente era posible cultivar con agua que no fuese dulce.

 

Para ello plantaron varias hectáreas con arroz y aunque originalmente pensaban que solo conseguirían unas 4.5 toneladas, finalmente consiguieron el doble: 9 toneladas de alimento y sí, todo regado con la salada agua del mar antes mencionado. El arroz fue rápidamente apodado Yuan Mi y el científico agrícola Yuan Longping cree que debido al alto contenido de mineral presente en el agua este tipo de arroz sería más rico en calcio y otros micronutrientes, algo positivo para la salud humana.

Hasta ahora el único problema sería que este arroz costaría bastante más caro que una bolsa de arroz común: 6.7 euros aunque eso no ha frenado a quienes desean probarlo, pues ya se han vendido 6 toneladas. De cualquier forma, la investigación es valiosa pues plantea la posibilidad de regar con sal marina en caso de que, en algún momento, no tengamos acceso a agua dulce.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here